Sri Lanka

Sri Lanka – un paradisio desconocido

Las playas eternas, las olas espumosas, el soplo salado del océano es como un baño caliente. Estamos tumbados debajo de las palmeras disfrutando el abrazo ardiente del sol. La gente está surfeando, cogiendo grandes olas otra vez y otra vez, los perros callejeros buscan sombra debajo de las hamacas esperando a alguien que les de comida o un poco de cariño. La variedad de la naturaleza es impresionante. Las montañas verdes, las cascadas, las plantaciones de té, las carreteras serpenteantes estrechas y los animales del interior de la isla crean una perspectiva nueva al viaje. El tráfico es una locura, todos los coches pitando y las vacas comiendo al lado de las carreteras. El viento mueve nuestro pelo mientras estamos sentados en un tuk  tuk conduciendo de una playa a otra. La gente nos saluda, los niños agitan las manos y puedes oír de fondo una canción distinta que proviene de los templos.

Playa de Dalawella, Sri Lanka

Hemos estado planeando un viaje grande de amigos ya hace años y por fin hemos conseguido hacerlo realidad. Al principio pensamos en ir a Bali pero allí en Marzo llueve demasiado y empezamos a buscar otras opciones. Las islas Maldivas o Seychelles también estaban en la lista, pero como no queríamos estar las dos semanas enteras en la playa decidimos reservar los billetes de avión a Sri Lanka. Era el destino perfecto para nosotros y también recomendado por Lonely Planet como el país número uno para visitar en 2019.

La puesta del sol en Hikkaduwa, Sri Lanka

Es importante darse cuenta un par de cosas importantes antes del viaje. Cuando viajes a Sri Lanka tu pasaporte tiene que estar vigente mínimo seis meses después del viaje y tienes que hacer la solicitud del visado ETA antes del viaje. La solicitud de ETA es fácil de hacer online y la confirmación la recibirás en tu correo. ETA cuesta 40€ y es válido 30 días después de llegar a Sri Lanka. Es importante saber que las vacunas son necesarias para el viaje. Lo mejor es contactar con tu médico, pero también es fácil encontrar información en internet. Es siempre importante tener las vacunas básicas actualizadas y para Sri Lanka las vacunas de hepatitis y influenza eran también recomendadas. Además, si vas a estar más de 2 semanas en áreas rurales o en la jungla es recomendable tener las vacunas contra la fiebre tifoidea y la encefalitis japonesa. Nosotros teníamos todas las vacunas básicas controladas, pero algunas de nosotros necesitamos las de hepatitis y fiebre tifoidea. Los mosquitos transmiten muchas enfermedades y es importante llevar contigo un repelente bueno y ropa con manga larga.

La moneda de Sri Lanka es rupia (LKR) y 200 rs. es más o menos 1€. Cuando llegas al país no puedes llevar más que 20 000 rs. (~100€) contigo. Lo que puedes hacer es llevar euros o dólares contigo y cambiar dinero allí o sacar rupias desde los cajeros que es la opción más fácil. El único problema con el dinero es si tienes billetes grandes, porque en muchos sitios no tienen suficiente cambio. Especialmente cuando pagas el viaje de tuk tuk es muy recomendable tener el dinero exacto para pagar. Si quieres estar conectado en tu viaje y no estar buscando Wi-Fi gratis todo el rato (que al final no funciona ni en tu hotel) recomendamos comprar una tarjeta SIM local. Compramos una de Dialog en el aeropuerto y nos costó 1300 rs. (~6,50€) incluyendo unos minutos para hacer llamadas, SMS mensajes y 8 GB de internet (4GB por la mañana y 4GB por la noche). Una vez cargamos 14 GB más internet por 1000 rs. (~5€).

Abajo de las palmeras en Mirissa, Sri Lanka

Jenna y los chicos tenían su vuelo por la noche de Helsinki a Colombo vía Londres. La idea de volar hacia atrás primero y luego un vuelo largo de Londres a Colombo no parecía muy buena, pero al final pasamos una noche estupenda durmiendo en el avión. El primer vuelo era con British Airways y el segundo con Sri Lankan Airways. En total tardamos 17 horas en llegar y la vuelta era con las mismas aerolíneas y rutas. Los billetes eran 500€ por persona incluyendo la maleta facturada de 30 kg. Estábamos muy contentos de volar con Sri Lankan Airways, no hubo retrasos, el servicio fue amable, sirvieron comida caliente dos veces en el vuelo, el avión era grande y todos los pasajeros tenían la pantalla en el asiento delantero para ver películas y jugar juegos. También las maletas llegaron a tiempo. Habíamos reservado un coche para llevarnos del aeropuerto de Colombo a Hikkaduwa con antelación y el conductor nos estaba esperando en el aeropuerto. El viaje duró 2 horas y nos costó 10 000 rs (~50€).

Playa de Hikkaduwa, Sri Lanka

Otra parte del grupo, Sanna y Adrián, tenían su vuelo con Qatar Airways De Madrid a Colombo vía Doha. El vuelo salió a las 10 de la noche y llegó a Colombo a las 4 de la tarde del día siguiente. Los billetes de Qatar Airways no eran los más baratos, 630€ por persona, pero nos daba más confianza de que todo saliera según lo esperado. El servicio fue rozando la perfección, la comida deliciosa, el sistema de entretenimiento versátil, el tránsito en Doha muy fácil y ningún retraso. Estuvimos un poco preocupados por las maletas facturadas porque la parada en Doha era menos de dos horas, pero no tuvimos ningún problema. Lo único que pensaba Sanna era cuando comemos otra vez.

Después de llegar a Colombo cambiamos dinero en el aeropuerto, compramos la tarjeta SIM local y buscamos cómo llegar a Hikkaduwa desde el aeropuerto. Podríamos haber cogido un tren, pero hubiéramos llegado después de medianoche entonces pensamos otras opciones. En el aeropuerto conocimos dos chicos suecos quienes tenían su hotel en nuestra dirección y decidimos compartir una furgoneta con aire acondicionado y conductor. Negociamos el precio con el conductor y acabamos pagando 9000 rs (~45€) en total. Hubo mucho tráfico en Colombo y el viaje duró 3 horas. Nuestros amigos nuevos estaban preparados para el viaje y abrieron una botella de ron. Al llegar la botella estaba casi vacía y el resto del grupo esperándonos en el hotel. El encuentro entre amigos fue tan feliz que decidimos salir a celebrarlo.

El amanecer desde Little Adam’s Peak

Itinerario:

  • Hikkaduwa 4 noches
  • Mirissa 3 noches
  • Tissamaharama 1 noche
  • Ella 3 noches
  • Kandy 3 noches
  • Negombo 2 noches

Decidimos este plan después de leer varios blogs de Sri Lanka e intentando cumplir las expectaciones de cada uno. Reservamos todos los alojamientos antes del viaje y también el safari en el parque nacional de Yala pero otros planes surgieron durante del viaje. Los hoteles donde dormimos eran de varios niveles desde apartamentos hasta un hotel de 5 estrellas. Todos los alojamientos durante 2 semanas fueron más o menos 400€ por persona. Las condiciones mínimas de cada alojamiento eran el desayuno, aire acondicionado y piscina incluida.

Los pescadores en la playa de Dalawella, Sri Lanka

Los viajes más cortos los hicimos en tuk tuk y los más largos en furgoneta donde cabíamos fácilmente todos con nuestras maletas. Los viajes en tuk tuk nos costaron más o menos 300 rs (~1,5€) cada viaje dependiendo de la distancia. Una buena regla es siempre negociar el precio inicial a uno más barato y si no estás contento simplemente dices no gracias y buscas otro tuk tuk (como siempre hay muchas esperandote), siempre funciona. Caben 3 personas en cada tuk tuk pero durante las noches no es tan estricto y una vez fuimos 6 persona más el conductor en un tuk tuk.

La furgoneta con el conductor normalmente costaba 10 000 rs. (~50€) el día independientemente de la duración o la distancia del viaje. Es importante negociar el precio y todo lo que está incluido en el precio antes de subir al coche. Antes del viaje leímos muchas experiencias malas de gente que había sido engañada en estas situaciones, pero nosotros no tuvimos problemas. Los conductores pueden recomendarte visitar algún sitio que no está en la ruta y si te interesa debes preguntar si hay algún coste extra para no tener malentendidos más tarde. Los conductores pueden pedir una parte del pago antes de comenzar el viaje, pero nosotros siempre hicimos el pago total al final de cada viaje. En el mejor de los casos el conductor es un guia local estupendo dando sus mejores recomendaciones y ayudándote en cada ocasión.

También es posible alquilar una moto o tu propio tuk tuk pero como el tráfico allí es más que peligroso decidimos dejar estas oportunidades. Cada vez que íbamos en furgoneta o en tuk tuk cerrábamos los ojos debido al tráfico. Normalmente había un carril para cada dirección y estaba lleno de autobuses, camiones, coches, tuk tuks, motos, bicis, peatones, vacas y perros. El tren es una opción más barata y va a bastantes sitios. Además, los horarios están en internet y es fácil ver a qué hora sale el tren. Otra cosa es si el tren llega en tiempo.

El tren de Ella a Kandy / Tuk tuk en Galle

La naturaleza de la isla tiene mucha variedad. Hay kilómetros y kilómetros de playas por toda la isla y cerca de las playas hay arrecifes de coral, pero todavía se están recuperando del tsunami de 2004. La vegetación es densa y diferente comparado con la playa y el interior de la isla. Sri Lanka es un sitio excelente para ver muchos animales como elefantes, murciélagos, tortugas, ballenas, delfines, cocodrilos, leopardos y monos. Adentrándonos al interior de la isla las vistas son muy verdes y montañosas, hay muchas plantaciones de té y las temperaturas también son más agradables. El amanecer es a las 6 y el atardecer es a las 6 de la tarde.

Monos en Ella, Sri Lanka

La gente en Sri Lanka es muy amable, feliz y habladora. La isla es grande y tiene 22 millones de habitantes, pero nos daba la sensación de que todo el mundo se conocía. La gente nos saludaba en las calles, nos sonreía en todos lados y especialmente los niños estaban interesados en nosotros, ya que éramos unos desconocidos para ellos. Cada vez que veíamos un autobús escolar veíamos un montón de cabezas y brazos en las ventanas agitándose con mucha emoción.

Mercado en Galle, Sri Lanka

La comida tradicional en Sri Lanka es curry con arroz y la gente lo desayuna, come y cena. Otra cosa tradicional es roti, que es parecido a pan hecho con harina de trigo y coco relleno con diferentes cosas como verduras, pescado, pollo o servido con guarnición. Kottu también es muy típico allí y es verduras cocinadas con marisco/pollo/carne. Los platos devilled son salsas picantes de verduras con marisco/pollo/carne y servido con arroz. Las frutas exóticas y los zumos recién hechos son una alegría para tu boca. En su cocina es normal usar mucho coco y especias, y algunas veces estuvimos comiendo y llorando al mismo tiempo por lo picante que era.

El nivel de higiene es un poquillo mejor que en otros países orientales y en teoría el agua del grifo es bastante limpia pero no es recomendable beberla (beber agua embotellada es más seguro). Sobrevivimos todo el viaje sin grandes problemas de estómago y comimos básicamente todo lo que pudimos. En general la comida costaba 300-500 rs. por plato (~2 €) y la bebida más o menos 200 rs (~1€). En Sri Lanka no se usa mucho alcohol y no lo venden en supermercados ni en todos los restaurantes. En “las tiendas de vino” venden cervezas, vinos y bebidas alcohólicas más fuertes. En un restaurante una cerveza grande costaba 400 rs. (~2€) y una copa de vino 800 rs. (~4€).

La puesta del sol en la playa de Dalawella, Sri Lanka

Sri Lanka fue una gran aventura, la perla del océano Indio, una isla con mucha variedad y todavía muy desconocida. Ha sido el viaje más impresionante de nuestra vida y si estás buscando un destino diferente recomendamos que visites esta isla. Compartimos más experiencias aquí en el blog e ¡igualmente en nuestra cuenta de Instagram!

Con mucho cariño Sanna & Jenna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *